Fenadismer crea la plataforma de acción judicial contra el dumping

La crisis económica está dejando una profunda huella en el sector con más de un centenar de empresas de transporte cerradas y con muchas compañías que han tenido que reducir su flota de vehículos para poder continuar prestando sus servicios. Según las cifras de Alberto Vila, gerente de Apetamcor, Asociación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera de Galicia, un total de 600 personas se han quedado sin trabajo tras el cese de las empresas.

Durante el encuentro, los transportistas han criticado la situación actual pidiendo el apoyo de las administraciones tanto nacionales como europeas para que se introduzcan normativas comunes que protejan al sector.

En la cumbre ha participado como representante de la Administración, Miguel Rodríguez Bugarín, director general de Movilidad de la Junta de Galicia, que se ha mostrado satisfecho con el resultado de la cumbre ya que ofrece soluciones conjuntas en España y Portugalsin tener en cuenta las fronteras”. Además, Rodríguez Bugarín ha compartido su deseo de salir de la crisis con la esperanza de que vayan apareciendo diferentes oportunidades de colaboración entre ambos países.

Sin embargo, también se ha mostrado bastante crítico con las atenciones que levantan otros tipos de transporte, en especial el tren de alta velocidad y las autopistas del mar. En este sentido, lamenta que el transporte por carretera, que transporta el 85% de las mercancías de las industrias españolas y portuguesas, pase a un segundo plano. Por lo que ha señalado que las administraciones públicas deben de ocuparse de este sector que está dotando de «competitividad a nuestras empresas en el mercado internacional».

Por su parte, el presidente de Apetamcor, José Manuel Rodríguez, ha analizado la situación en Galicia, donde más de 1.500 empresas han cerrado, lo que se traduce no solo en la pérdida de empleo de muchos trabajadores, sino en la caída en el número de camiones circulando, un total de 5.000 vehículos menos.  

Entre los problemas que han provocado este escenario tan demoledor destaca el elevado precio de las autopistas que ha ocasionado que muchas vehículos tengan que volver a las autovías, con todos los inconvenientes que ello supone. Otro conflicto es el alto precio de los carburantes, que ha crecido un 105,5% en la última década, así como la poca seguridad y la inexistencia de aparcamientos para los vehículos de mercancías.

Finalmente, Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer ha señalado que este modo de transporte es el más eficiente de Europa y busca junto con la Asociación Nacional de Transporte Portugués un estado que permita “al menos mantener la situación económica de las empresas del transporte”. Según Fenadismer, en tres años un total de 60.000 camiones han dejado de circular por falta de clientes, y casi 24.000 sociedades de transporte han cerrado.