AP-4 entre Sevilla y Cadiz

La última firma del convenio provincial se remonta al año 2008 y no se ha actualizado desde el 2010.

CCOO Andalucía ha denunciado la incomparecencia de la patronal del sector del transporte por carretera en la sesión del Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía  (SERCLA) prevista para la mañana del jueves 31 de marzo, provocando su suspensión, al quedar sin efecto.

Desde la representación sindical se pretendía que el procedimiento emprendido sirviese para desbloquear un convenio cuya última firma se remonta al año 2008 y que no se actualiza desde el 2010.

Esta situación ha provocado el consiguiente desfase y perdida de poder adquisitivo para el colectivo de trabajadores afectado, en el sector del transporte y de la logística, por lo que los sindicatos CCOO y UGT han anunciado su intención de proceder a la convocatoria de huelga en este sector, con el objeto de reclamar la negociación de un convenio que ponga fin a la insostenible situación laboral.

«Los trabajadores no pueden pagar los platos rotos de la crisis de representatividad en la que esta envuelta la patronal«, afirma desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Andalucía, Miguel Alberto Díaz.

Este sindicato, ha puesto de manifiesto que la crisis de la patronal esta llegando a extremos tan surrealistas como que no acudan a las comisiones mixtas de interpretación del convenio que solicitan las propias empresas del sector.

Paralelamente, las centrales sindicales han decidido recurrir al Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, con el objeto de requerir su intervención ante una situación que priva a miles de trabajadores de su derecho constitucional a la negociación colectiva, al tiempo que reclaman un posicionamiento en este asunto por parte de la Confederación de Empresarios de Cádiz y de la Confederación de Empresarios de Andalucía.

Por último, los sindicatos hacen un llamamiento a las empresas de los sectores portuario, petroquímico comercial e industrial para que intervengan en esta situación, habida cuenta de que estas serían las principales afectadas ante una eventual huelga en el transporte por carretera.