Un total de 10.000 transportistas se verán afectados por el preacuerdo alcanzado en el Tribunal de Arbitraje laboral que establece que en 2012 y 2013 se aplican las tablas de salarios fijadas en 2011. Además, para 2014 presenta un incremento mínimo garantizado del 0,7 % y del 1 % para 2015, en ambos casos con cláusula de revisión salarial que se activa a partir de un IPC superior al 2 % durante el año anterior.

Por otro lado, establece una nueva modalidad de distribución semanal e la jornada que permita fijar como máximo a cada trabajador un sábado por la mañana al mes, y a la vez se fijará un día de descanso compensatorio. Igualmente, la cláusula de ultraactividad se amplía hasta 18 meses después del fin de la vigencia del convenio.

El preacuerdo que ha alcanzado el sector del transporte con el Tribunal de Arbitraje Laboral se extiende desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2015.

El sindicato CCOO, que ha informado del principio de acuerdo en un comunicado, anuncia que la huelga prevista para los días 20 y 21 de junio e indefinida a partir del 2 de julio no se suspende por el momento, hasta que el acuerdo sea ratificado por las asambleas de delegados.