cortes-de-trafico-en-la-gran-via-de-madrid

La Asociación lamenta que no se tenga en cuenta la visión de los profesionales.

La Asociación de Transportistas Autónomos, ATA, está estudiando las medidas que el Ayuntamiento de Madrid comenzará a aplicar de forma inminente dentro del despliegue de la gran Área de Prioridad Residencial en Madrid central, que condiciona los accesos al centro de la capital y que podría ponerse en marcha en otras zonas.

Este paquete de medidas está generando numerosas dudas en el sector sobre el contenido detallado del decreto, que aún no se conoce, lo que exige un profundo análisis y una mayor definición. Uno de los aspectos más preocupantes para ATA es la  transformación de la A-5 en una calle, que empezará a realizarse en breve de manera escalonada y finalizará durante 2019.

Este tipo de medidas, que afectan no sólo a vecinos y comerciantes, sino a todos los profesionales que actúan en las zonas afectadas, no pueden ser aplicadas, en su opinión, «sin un debate previo y sin la aportación de las partes implicadas, algo que con toda seguridad, lleva al fracaso y al conflicto«.

Desde la Asociación, lamentan que no se tenga en cuenta la visión del profesional que está realizando su trabajo, «en condiciones cada vez más complejas» y expuesto al riesgo que supone el incumplimiento de nuevas normas sancionadoras.

Por ello, solicitarán al consistorio que confirme la situación en la que dejan estas nuevas medidas al transporte de mercancías y la distribución.