La crisis económica, las dificultades para obtener crédito y los obstáculos a la hora de lanzar iniciativas empresariales siguen provocando el hundimiento del mercado industrial en Cataluña a todos los niveles. La venta de naves industriales y de naves logísticas es prácticamente nula y los precios siguen cayendo en todo el territorio analizado tanto en el mercado de alquiler como en el mercado de venta.

Estas son las conclusiones que se desprenden del Informe del Mercado Industrial en el segundo semestre del 2012 realizado por la consultora inmobiliaria Forcadell.

Actualmente, se está produciendo una gran paradoja en el sector que se antojaba impensable en los años de bonanza económica: es más rentable comprar una nave industrial adecuada a la normativa vigente que adquirir un solar y desarrollar una nave en construcción. El mercado de inversión, por su parte, se encuentra en una tesitura compleja, ya que los intereses de los propietarios, que no desean asumir pérdidas por sus inmuebles, y las bajas rentas que pagan los arrendatarios no permiten la obtención de las rentabilidades pretendidas.

Durante el 2012 se ha registrado un nuevo avance de la demanda de alquiler en detrimento de la de venta, con un aumento intersemestral del 19,02%. El mercado de alquiler, por lo tanto, continúa generando operaciones, aunque la mayoría de éstas se producen como refugio para los potenciales compradores, que ven frustradas sus iniciativas.

Por su parte, la oferta de naves industriales en alquiler continua estable, aunque con un ligero aumento del 4,7% respecto al semestre anterior. Mientras, la oferta de naves industriales en el mercado de venta se mantiene en cifras similares a las del semestre anterior debido al reducido número de operaciones de compra-venta materializadas en el último periodo.

El mercado industrial logístico ha seguido mostrándose dinámico en esta segunda mitad del 2012, cerrando el año en cifras de absorción positivas respecto a 2011. Si el 2011 se registró una contratación aproximada de 370.000 m² de naves logísticas en Cataluña, 2012 cerró con una contratación de 377.000 m², lo que supone una absorción positiva del 1,9%. 

La zona prime mantiene un notable ritmo de contratación y la demanda continúa siendo activa, aunque las operaciones de mayor envergadura se han llevado a cabo en zonas más alejadas.