navalia2016

Navalia trata de convertirse en un referente en el sector, para atraer inversiones y contratos a los astilleros españoles.

Navalia, llega este jueves 24 de mayo al final de su séptima edición, en la que han participado unas 600 marcas de 90 países. En ella, se ha puesto en valor la recuperación del sector y la capacidad de adaptación de la industria naval española, que ha sabido hacer frente a la caída del precio del petróleo y ha buscado nuevos nichos de mercado, como los cruceros.

La cita pone de manifiesto el resurgir de la construcción de buques en Galicia, avalado por datos muy esperanzadores, como haber cerrado 2017 con 29 contratos en vigor, con una facturación global de casi 2.000 millones de euros.

Tanto es así que actualmente más del 30% del volumen de trabajo del sector en España está en Galicia. En los últimos tres años los contratos en construcción o ya finalizados en los astilleros gallegos suman 3.160 millones de euros, con la previsión de que este buen comportamiento se mantenga en próximos ejercicios.

Desde el principio, esta feria ha tratado de ser un referente para el sector, además de servir como herramienta para atraer inversiones y contratos a los astilleros españoles, así como a la industria auxiliar.

Uno de los datos más reveladores en este sentido ha sido el proporcionado por la entidad bancaria Abanca, que participa actualmente en la financiación de la construcción de 25 buques y ya tiene comprometidos para el ejercicio 2018 un total de 627 millones de euros en operaciones relacionadas con la construcción naval.

La presencia en este tipo de eventos, como ellos mismos demuestran, ofrece a las empresas nacionales e internacionales la posibilidad de realizar negocios y reactivar la economía en el sector.