El Servicio de Bomberos de Navarra ha renovado su flota con la incorporación de tres autobombas pesadas BRP, para atender labores de extinción de incendios en zonas rurales y forestales, y realizar labores de salvamento.

Los tres vehículos, que cuentan con un autobastidor Scania P370 B4x4 HZ, se destinarán a los parques de Cordovilla, Oronoz – Mugaire y Tafalla. Con cabina doble original y capacidad para seis ocupantes, cumplen con la normativa vigente y disponen de un motor de 13 litros de 370 CV, que aporta un par máximo de 1900 Nm.

Cuentan con una caja de cambios Allison totalmente automática con retarder hidráulico, y una tracción delantera acoplable que hace posible que solo se use la tracción delantera cuando sea realmente necesario. De este modo, se reduce el desgaste de los neumáticos y el consumo de combustible en comparación con el uso permanente de la tracción delantera.

También utilizan el sistema de control de emisiones a través de SCR, sin necesidad de incorporar el EGR para la recirculación de gases de escape. En cuanto a la seguridad, incorporan airbag en el volante y airbags de cortina lateral en las cuatro puertas de la cabina.

Las tres autobombas, adquiridas a través del concesionario Comercial Conauto, están dotadas con una cisterna de 3.500 litros de capacidad de agua y su carrocería ha sido fabricada por Incipresa.