El crecimiento del e-commerce es imparable, aunque todavía representa una pequeña parte del comercio mundial. Esto implica que tiene un importante potencial para seguir creciendo en los próximos años.

En este contexto, los nuevos requerimientos de los clientes, que quieren disponer de sus compras en el menor plazo de tiempo posible desde el momento en el que se materializa la compra on-line, están obligando a los grandes retailers on-line, como es el caso de Amazon, a innovar en el proceso de las entregas, para hallar un modelo que funcione.

En este sentido, la compañía estadounidense Amazon.com ha llegado a un acuerdo con el Servicio Postal de Estados Unidos, U.S. Postal Service, para entregar pedidos los domingos, una opción que comenzará a aplicarse en las zonas metropolitanas de Nueva York y Los Ángeles.

El acuerdo se circunscribe, de momento, a los miembros de Amazon con servicio Premium, lo que implica envío gratuito en dos días de millones de productos, que podrán recibir a partir de ahora sus paquetes los domingos en estas zonas.

La empresa y el servicio postal estadounidense tiene previsto ampliar esta oferta en 2014 para dar acceso a gran parte de la población estadounidense, incluidos, por ejemplo, los habitantes de Dallas, Houston, New Orleans y Phoenix.

«Si eres un miembro Premium de Amazon, puedes solicitar una mochila para tu hijo un viernes y prepararla el domingo por la noche«, afirmó el vicepresidente de operaciones mundiales y servicios al cliente de Amazon, Dave Clark, quien se mostró emocionado por el hecho de que a partir de ahora «todos los días son días de entrega de Amazon».

Con este nuevo servicio, el Servicio Postal de Estados Unidos, U.S. Postal Service está entregando paquetes de siete días a la semanaen las ciudades seleccionadas. «Los clientes pueden esperar el mismo servicio valioso y de confianza que el Servicio Postal ofrece actualmente«, añadió el consejero delegado del operador postal, Patrick R. Donahoe.