Short Sea Shipping

Salida de camiones de un buque de Short Sea Shipping.

‘The ‘Athens Declaration” a year on: Exploiting the full potential of Short Sea Shipping’que puede descargarse en este enlace (disponible en formato pdf, en inglés, de 2 páginas, 213 Kb).

ECSA y otros actores interesados de la industria marítima se han unido a la iniciativa, liderada por la Asociación Europea de Agentes Comerciales Marítimos (ECASBA), de enviar una carta abierta a todos los Estados miembros de la UE y a la Comisión Europea para pedir diversas medidas que revitalicen el short sea shipping dentro de la UE, reconocida como una forma sostenible de transporte dentro de Europa y una solución viable a la congestión del tráfico.

Esta iniciativa se ha impulsado casi un año después de que se celebrase la reunión entre ministros sobre la industria marítima en Atenas, de donde salió la ‘Declaración de Atenas’.

En ella, los ministros reconocieron la importancia del sector del transporte marítimo para la economía europea y pidieron a la Comisión Europea y a los Estados miembros «hacer todos los esfuerzos pertinentes para llegar a un acuerdo ambicioso para la industria marítima».

Hace un año, la ECSA dio la bienvenida a la ‘Declaración de Atenas’, que reconoció la contribución de la industria en Europa. Además, específicamente, se destacó la importancia del SSS y la necesidad de tomar medidas para fomentar este segmento particular de la navegación de la UE. «Sin embargo creemos que debe darse un nuevo impulso en esta iniciativa con el fin de convertir algunos de los compromisos de la ‘Declaración de Atenas’ en una realidad».

En particular, la asociación sigue apostando por el SSS, al creer que se pueden conseguir nuevos resultados, ya que es un segmento de la industria que aún no ha cumplido con todo su potencial, sobre todo debido a las cargas administrativas innecesarias y duplicadas, procedimientos engorrosos y repetitivos y formalidades informativas reservadas.

En términos de los procedimientos administrativos, la industria marítima está, de hecho, en desventaja en comparación con otros modos de transporte. La reducción de las cargas reglamentarias y administrativas podría, por sí sola, aportar beneficios significativos para el transporte marítimo de corta distancia, pero la persistencia de las antiguas políticas ha impedido avances en este sentido.

«Lamentablemente una amplio espectro de organismos gubernamentales y autoridades de la UE han resistido a los esfuerzos por aplicar este tipo de cambios y racionalizar los procedimientos necesarios para establecer un auténtico ‘espacio marítimo europeo sin barreras ‘».

Estas medidas irían en interés «no sólo de nuestra industria, sino del sistema de transportes de la UE. Los beneficios resultantes están a su alcance, siempre que exista una verdadera voluntad política para avanzar en este tema», se ha concluido desde la ECSA.