Camiones en puerto Bilbao, cargando contenedores en terminal

El Tribunal Supremo considera que los operadores logísticos que podrían haber prestado servicio no pudieron hacerlo por esta situación.

El Centro de Contratación de Transportes de Vizcaya, Cecotrans, tendrá que abonar finalmente la multa de 508.334 euros impuesta por la Autoridad Vasca de la Competencia, AVC, por su participación en un boicot a Maersk en julio de 2014, según explica el diario El Mundo.

Cecotrans, la Asociación de Transportistas Autónomos de Bilbao y la Cooperativa de Transportes del puerto de Santurce fueron acusadas de boicotear a los buques de la naviera que operaban en el puerto de Bilbao, por lo que fueron sancionadas con 508.334 euros, 800.000 euros y 248.308 euros de multa respectivamente.

El primero de ellos recurrió la sanción ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que le dio la razón, pero el Supremo no comparte sus razones. En este sentido, ha recordado que las medidas previstas por la Asociación de Transportistas debían iniciarse el 4 de junio de 2014 y finalizar el 8 de julio.

Sin embargo, el día 17, tres camiones solicitados por Noatum a Cecotrans y otros tres a Transportes del puerto de Santurce para trasladar la carga del buque Samaria de Maersk no se presentaron. Una semana más tarde, ante un caso similar, solamente se presentó un camión de cada grupo.

El Supremo considera que los operadores que podrían haber prestado servicio no pudieron hacerlo por el sabotaje de sus camiones. En su sentencia, atribuye a Cecotrans una conducta anticompetitiva y reitera que no se distanció públicamente de la actitud de sus socios ni buscó alternativas, sabiendo cómo se iban a comportar los cooperativistas.