eurodiputados y bonig en el seminario transporte ferroviario europeo

El tercer hilo es una solución que permite avanzar en el desarrollo de la parte costera del Corredor Mediterráneo y conseguir que las mercancías puedan llegar antes a la frontera. Así lo ha asegurado la eurodiputada socialista Inés Ayala, miembro de la comisión de Transporte que negocia el futuro de las redes transeuropeas con el Consejo de Ministros de la UE, durante el seminario Las Redes Transeuropeas de Transporte (2014-2020). El Parlamento Europeo decide” que ha tenido lugar en Valencia.

La propuesta de la Comisión Europea se traduce en 31.700 millones de euros para el transporte en el periodo 2014-2020 y sus detalles son ahora motivo de negociación entre la presidencia del Consejo de Ministros de la UE y la comisión de Transportes del Parlamento Europeo.

El Plan de Redes Transeuropeas tiene como objetivo transformar el mosaico actual de carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos en una red de transporte unificada.

La nueva red se apoyará en una red global de líneas nacionales y regionales unida a la red principal. La financiación correrá en gran parte a cargo de los Estados miembros, con algunas posibilidades de financiación europea. El objetivo es garantizar que, de forma progresiva y para 2050, la mayoría de las empresas y los ciudadanos europeos no necesiten más de 30 minutos de viaje para acceder a la red capilar.

En el caso español el tercer hilo es una alternativa costera al Corredor Mediterráneo, una de las prioridades en la redes transeuropeas presentadas por la Comisión Europea en 2011, y que las autoridades españolas han planteado para agilizar el proyecto.

Tercer carril punto de partida

En la propuesta inicial de la Comisión Europea, la parte española y costera del corredor mediterráneo va desde Barcelona hasta Algeciras, pasando por Tarragona, Valencia y Cartagena. Este corredor tendría una segunda pata, que comenzaría en Tarragona, pasaría por Zaragoza y Madrid y llegaría hasta Algeciras.

Para la parte costera, según explicó hoy en el seminario la consejera deInfraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana, Isabel Bonig, habría un tercer hilo o una tercera vía de ancho europeo, que iría unida al trazado tradicional y que tendría un presupuesto de 1.400 millones de euros, que podría estar terminado hasta Cartagena para el año 2016.

Según explicó, es una alternativa rápida y más barata que la construcción de una infraestructura nueva con doble vía europea de mercancías y pasajeros, con todos los retrasos que conllevaría con las declaraciones de impacto y las expropiaciones.

Para 2015 estaría ya en marcha en el tramo hasta Valencia y se completaría en 2016 con Alicante, Murcia y Cartagena, con lo que se ahorraría mucho dinero y varios años de plazos.

El tercer carril permitirá unir en ancho ibérico e internacional, la red logística valenciana con cuatro de los cinco Puertos de Interés General con el Corredor Mediterráneo y permitirá que «el tráfico de mercancías hasta la frontera francesa sea más competitivo, eficiente y sostenible medioambientalmente».

España, la entrada sur de Europa

La titular de Infraestructuras ha reiterado la importancia del Corredor para el desarrollo y crecimiento de la Comunitat Valenciana, «ya que consolidará nuestras actividades logísticas y portuarias frente al norte de Europa y convertirá a España en la entrada sur de Europa«. Asimismo, ha afirmado que en tiempos de restricción económica, hay que “saber priorizar las infraestructuras e invertir en aquellas que crean riqueza y permiten incrementar la competitividad del territorio«.

En opinión de la consejera, «es más necesario que nunca” contar con un corredor ferroviario mediterráneo para un territorio que representa prácticamente la mitad de la población y del PIB español, genera el 60% de las exportaciones a Europa y más el 90% del tráfico portuario de contenedores.

Así, ha manifestado que seguirám defendiendo la ejecución prioritaria el Corredor Mediterráneo completo, desde Algeciras a Portbou, en Gerona, dentro de la Red Transeuropea de Transporte.

Fenadismer en contra del Plan

Fenadismer critica el Plan de Redes Transeuropeas de Transporte para el período 2014-2020 por ocuparse sólo del ferrocarril y no resolver los problemas del transporte por carretera, especialmente los pasos transfronterizos. 

La federación reprocha que el plan priorice los corredores e infraestructuras ferroviarias, pese a que la cuota de mercado del transporte ferroviario representa sólo el 3% frente al 82% que representa el transporte por carretera. 

En este sentido, Fenadismer ha recordado el “transporte por carretera ha sido más eficiente, pese a las barreras y penalizaciones que ha venido sufriendo en las últimas décadas”, lo que ha supuesto que los demandantes de transporte hayan elegido el transporte por carretera como medio idóneo para transportar sus mercancías, representando una cuota de mercado cuatro veces superior al resto de modos de transporte juntos.

Por ello, ha insistido en la necesidad de mejorar las infraestructuras viarias, especialmente resolviendo los actuales cuellos de botella de Irún y La Junquera, mediante el establecimiento de un nuevo corredor viario central por los Pirineos.