Como en la semana anterior, el movimiento de camiones en las carreteras españolas parece haber alcanzado ya una «nueva normalidad» ciertamente preocupante.

Así pues, el tráfico de vehículos pesados por las vías del país ha alcanzado una caída media durante los cinco días laborales de la semana pasada de un 23,79% con respecto a jornadas similares en condiciones normales, cifras similares a las alcanzadas siete días antes.

En este sentido, el pasado lunes, 4 de mayo, se movieron 243.670 camiones, un 25,78% menos que en un día similar, e inició un leve ascenso que le ha llevado a sumar el martes 5 del corriente 271.935 vehículos pesados, volumen un 22,41% inferior al habitual.

Posteriormente, el miércoles se han totalizado 272.386 camiones, cifra un 22,28% por debajo de cualquier día habitual, y el jueves se alcanzó el tope máximo en el movimiento de vehículos pesados durante la semana, con 274.182 unidades, un 26,69% de la circulación normal.

De cara al fin de semana, el viernes han circulado 246.413 camiones, un 21,77% de otro día similar, el sábado se han sumado 94.058, con una reducción de un 41,62%, el domingo, 10 de mayo, se totalizan 77.456 vehículos pesados, la menor cantidad de la semana y un 41,48% de las cifas de otra jornada dominical comparable.

Este mismo día, y como en la semana inmediatamente anterior, las mayores reducciones de circulación de camiones se da en Cataluña, Aragón y Navarra, regiones en las que la caída supone más de un 63% de reducción en el tráfico pesado.