Terminal BEST del puerto de Barcelona.

El tráfico de contenedores del enclave catalán ha totalizado 1,1 millones de TEUs en estos cinco primeros meses del año.

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha manipulado un total de 23,7 millones de toneladas de mercancías durante los cinco primeros meses de 2017, lo que supone un incremento del 20,2% respecto al mismo periodo de 2016. Este aumento ha sido consecuencia del buen comportamiento experimentado en el tráfico de contenedores, graneles líquidos y mercancías transportadas por las Autopistas del Mar.

En concreto, el tráfico de contenedores del enclave catalán ha totalizado 1,1 millones de TEUs, un 27,6% más que en los cinco primeros meses de 2016. El comercio exterior del recinto portuario ha mantenido la tónica positiva de los últimos años, un hecho que se refleja en los tráficos de la instalación portuaria.

Así, la carga contenerizada de exportación ha crecido un 8,8%, con 289.590 TEUs, mientras que la de importación ha avanzado un 6,5%, con 228.370 TEUs. No obstante, el incremento más destacado ha sido el de los contenedores de transbordo, que han aumentado un 8,7% en hasta el mes de mayo.

Por su parte, el tráfico de graneles líquidos del puerto de Barcelona ha registrado un total de 5,6 millones de toneladas, un 18,9% más que en 2016, gracias al crecimiento del 24% en los hidrocarburos. El Gas Natural Licuado, con un aumento del 29%, el gasoil, que ha avanzado un 12,3%, y el fuel, que se ha incrementado un 73,4%, son los productos que han tenido una evolución más destacada.

Aumentos en el tráfico ro-ro

El tráfico ro-ro del recinto portuario en estos cinco primeros meses del año ha repuntado un 7,5%, con un total de 162.265 UTIs. Este segmento incluye el tráfico ro-ro con las Islas Baleares, que ha aumentado un 7% hasta las 101.386 UTIs, y las mercancías transportadas por las Autopistas de Mar y los servicios de ‘Short Sea Shipping‘ con Italia y el Norte de África, que han registrado un incremento del 8,2% hasta las 60.880 UTIs.

En cuanto al tráfico de vehículos, las terminales de la instalación barcelonesa han gestionado un total de 363.361 unidades, de los que 302.000 corresponden al comercio exterior. Asimismo, a pesar de que el volumen total de vehículos ha disminuido un 5,3%, la importación de automóviles ha crecido un 5%.

Por su parte, en estos primeros cinco meses del año la instalación catalana ha recibido 1,1 millones de personas, un 6,4% más que en el ejercicio anterior.