El tráfico del puerto de Barcelona sigue mostrando signos de recuperación, habiendo conseguido en muchos de sus tráficos entre los meses de enero y abril cifras iguales o superiores a las de los cuatro primeros meses del 2019.

Por ejemplo, el movimiento de contenedores ha llegado a los 1.223.614 TEUs, lo que supone un crecimiento del 29,5% respecto al mismo periodo de 2020 y del 8,5% en relación a 2019.

Esta tendencia positiva se refleja también en el tráfico total, que suma 21.908.203 toneladas, un 12,1% por encima de los datos de 2020, aunque todavía es un 1,1% más baja que la cifra de 2019.

Conviene destacar el buen comportamiento del comercio exterior y muy especialmente de los contenedores de exportación, que han repuntado un 18,3% en el primer cuatrimestre y se sitúan muy por encima de los de importación. En cuanto a los contenedores en tránsito, han repuntado un 56,7%.

Por tipos de mercancía, destacan los buenos resultados del sector ganadero y alimentario, con un crecimiento del 19,6%, debido al incremento del 61,9% en las frutas, hortalizas y legumbres, y del 35,4% en otros productos alimenticios, entre los que se encuentran los cárnicos.

También han registrado resultados positivos los tráficos de minerales no metálicos, impulsados por el crecimiento de la sal común. China y Extremo Oriente siguen siendo el principal punto de origen y destino del comercio que pasa por el puerto, seguidos del norte de África, el Mediterráneo oriental y Oriente Próximo.

Tráfico de automóviles y de pasajeros

Por su parte, en los cuatro primeros meses se han movido 181.886 automóviles, que suponen un incremento del 4,8%. Esto se debe a las las exportaciones, ya que las importaciones y los vehículos en tránsito aún no han recuperado los niveles alcanzados antes de la pandemia.

En cuanto al tráfico de pasajeros, sigue un 82,1% por debajo con respecto a los niveles pre-Covid, aunque ya se está trabajando en el retorno de los cruceristas en verano.

En lo que respecta a los pasajeros de línea regular, con una caída del 29,6%, mes a mes mejoran las cifras negativas generadas por las restricciones de movimiento de personas decretadas por el Covid-19.