El puerto de Barcelona es el enclave del Mediterráneo con más conexiones marítimas regulares con China

Los tráficos con China han aumentado un 9% en los cinco primeros meses del año.

El puerto de Barcelona ha movido 885.204 TEUs en los primeros cinco meses de 2016, lo que supone un incremento del 13% respecto al mismo periodo del año anterior.

Destacan especialmente las importaciones de carga contenerizada, que han crecido un 10% hasta alcanzar los 214.820 TEUs. La exportación también se ha mantenido al alza, aumentando un 4%, con un total de 266.257 TEUs embarcados hacia diferentes destinos de todo el mundo.

El mercado que ha realizado más intercambios con el puerto catalán ha sido China, su principal socio comercial, con quien los tráficos han crecido un 9%. También se ha registrado un aumento del 10% en los intercambios con Estados Unidos, del 47% con los Emiratos Árabes, del 21% con La India y del 13% con México.

Por otro lado, el tráfico de cabotaje con las Islas Baleares y Canarias también ha experimentado una evolución positiva hasta mayo, con un incremento del 13% en el movimiento de contenedores llenos, que ascienden a 50.205 TEUs.

Aumenta un 3% el tráfico de mercancías 

Hasta el quinto mes del año, el puerto ha movido un total de 19,7 millones de toneladas de mercancía, incluyendo todas las modalidades de carga, lo que se traduce en un aumento del 3% respecto a 2015.

En lo que respecta al tráfico de vehículos, la instalación portuaria ha transportado 383.252 unidades, con un crecimiento del 5%. Si bien las exportaciones se han mantenido estables respecto al año pasado, con más de 195.000 automóviles embarcados hacia diferentes países, son las importaciones las que han experimentado un mayor aumento, con un 21%.

Por otro lado, los graneles sólidos han crecido a un ritmo del 6%, superando los 1,8 millones de toneladas, principalmente debido al impulso de los cereales y las harinas, que han crecido un 40%.

Por su parte, entre los graneles líquidos cabe mencionar el buen comportamiento de la gasolina y del gasóleo, que han crecido un 3% y un 16% respectivamente.