Pese al cierre de las fronteras de Marruecos y Argelia, que ha impedido el movimiento de pasajeros entre Almería y los puertos de Nador, Orán y Ghazaouet, y al cierre de la central térmica de Endesa, que ha supuesto la cancelación de la importación de carbón, que hasta ahora era una de las principales actividades del puerto de Carboneras, la Autoridad Portuaria de Almería recoge datos este 2021 de cierta esperanza.

Así pues, el enclave ha movido el pasado 2021 unos 5,7 millones de toneladas, un volumen que supone un 21% más que en 2020, con un ligero incremento sobre 2019, año en el que se embarcaron y desembarcaron 5,6 millones de toneladas de mercancía.

Con más detalle, el puerto de Almería registra un tráfico anual de 3,4 millones de toneladas, un 19% más que en 2020, sobre todo por el yeso a granel, la mercancía general en transporte ro-ro y la mercancía en contenedor.

Al mismo tiempo, Carboneras ha movido 2,3 millones de toneladas, lo que supone un incremento anual del 24%, gracias al yeso, el cemento y los aceites industriales, que han compensado la caída del carbón.

Por otra parte, de cara al futuro, los responsables del recinto almeriense quieren impulsar la intermodalidad. Para ello se quiere agilizar proyectos como el de la integración del ferrocarril en el puerto y la construcción de un acceso directo desde la A-7 por el barrio de Pescadería.

En este sentido, están previstos próximos encuentros junto con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para agilizar estos proyectos y abordar la realización de un estudio de viabilidad de la mejora de los accesos por carretera al puerto de Carboneras.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px