Desde principios de año, se han movilizado en el puerto de Barcelona 30,5 millones de toneladas de mercancía, que representan un aumento del 11,7%. La instalación registra cifras positivas en todos los segmentos, excepto en el de los automóviles, con una caída del 18,6%.

En su caso, los graneles líquidos han crecido un 42,7% hasta los 6,8 millones de toneladas, destacando el incremento del 46,3% en los hidrocarburos, con aumentos del 170,7% en el caso de la gasolina y del 70,6% en el gas natural. Mientras, los graneles sólidos han repuntado un 14,6% hasta los dos millones de toneladas, con un incremento del 262,3% en las potasas y del 82,6% en los cereales y harinas.

El tráfico de contenedores ha alcanzado los 1,51 millones de TEUs hasta mayo, un 0,3% más que el año anterior, destacando el movimiento de contenedores llenos, con un incremento del 3% hasta los 1,22 millones, lo que refleja la progresiva recuperación de la economía del ‘hinterland’.

Los contenedores de importación han repuntado un 9,9%, mientras que los de exportación se han reducido un 7%, aunque su comportamiento en mayo ha sido notablemente mejor que en meses anteriores, con un descenso de apenas un 1,1% respecto al mismo mes de 2021.

Por lo que respecta a las Unidades de Transporte Intermodal, el crecimiento ha sido del 13,6 hasta los 174.707 UTIs. Por último, cabe destacar que el tráfico de pasajeros se ha multiplicado por cinco en comparación con 2021, cuando aún existían restricciones para los cruceros, con un movimiento de 788.680.

De estos, 353.988 corresponden a pasajeros de ferries de línea regular, que han repuntado un 126,3%, y 434.892 son cruceristas.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110