El volumen de mercancías transportadas por las Autopistas del Mar del puerto de Barcelona ha crecido un 20% entre enero y septiembre, con un total de 100.666 UTIs, que equivale al de 100.000 camiones.

El principal volumen de este tráfico, con más de 99.000 UTIs, se ha registrado en los servicios que conectan la capital catalana con los destinos italianos de Génova, Civitavecchia, Livorno, Savona y Porto Torres.

El resto, con 1.570 UTIs, corresponde a los intercambios de ‘Short Sea Shipping’ entre la capital catalana y el norte de África, principalmente con Tánger, en Marruecos.

La expansión que está registrando Barcelona en las autopistas del mar se debe, en buena parte, al incremento de destinos y frecuencias de servicios por parte de los operadores. Esta versatilidad de oferta facilita que los cargadores usen el puerto catalán como ‘hub’ de distribución de sus mercancías en el Mediterráneo.

Impulso del tráfico de contenedores import-export

El tráfico total del puerto de Barcelona, ​​que incluye todas las modalidades de carga, se ha mantenido estable durante los primeros nueve meses del año, con 34,9 millones de toneladas.

Los contenedores, uno de los tráficos estratégicos del puerto, han crecido un 4% hasta alcanzar los 1,4 millones de TEUs. Destaca el impulso del comercio exterior. Las importaciones de carga contenerizada crecen a un ritmo del 10% y las exportaciones lo hacen al 9%.

Así, durante los nueve primeros meses del año, el puerto de Barcelona ha recibido 366.083 TEUs de importación, mientras que ha canalizado 480.314 TEUs de exportación de toda su zona de influencia hacia destinos muy diversas.

El tráfico de vehículos mantiene la tendencia alcista de los últimos meses, con un incremento del 18% entre enero y septiembre. Durante este periodo, el puerto de Barcelona ha transportado cerca de 633.000 automóviles, la gran mayoría (548.426 unidades) de comercio exterior.

No obstante, el principal volumen corresponde a los vehículos de exportación, con 327.809 unidades y un incremento del 4%, es la importación la que ha experimentado un incremento más contundente (+41%), superando las 125.000 unidades.

En cuanto a los graneles líquidos, el puerto ha transportado más de nueve millones de toneladas hasta el mes de septiembre, lo que supone una reducción del 9% respecto al año pasado.

Durante los nueve primeros meses del año, el puerto de Barcelona ha recibido 2,9 millones de pasajeros (+5,5%), de los que 1,9 millones han sido cruceristas (+5%) y un millón corresponde a los viajeros de ferrys, que han crecido un 6%.