La Operación Paso del Estrecho comenzó a mediados de los años 80 y su principal función ha sido agilizar la llegada y embarque de los miles de vehículos procedentes de toda Europa con destino al norte de África, que provocaban el colapso del puerto de Algeciras.

Con este escenario, y siendo una de las principales protagonistas, la naviera FRS ha presentado un estudio sobre la evolución de dicha operación y de los perfiles de los viajeros del último año que se llevó a cabo.

Así, durante 2012 la operación transportó más de 2 millones de pasajeros entre el 15 de junio y 15 de septiembre, y más de medio millón de vehículos. Estos datos suponen una caída de viajeros del 30%, según los datos de Protección Civil, consecuencia de un cambio de hábitos de consumo de las nuevas generaciones y también la aparición de vuelos baratos y el ahorro de las familias ante la situación de crisis, destacan desde la naviera.

Según el estudio de FRS basado en datos del Ministerio de Residentes Marroquíes en el Extranjero, el 37,5% de los viajeros de la OPE procede de Francia, seguidos de España (22%), Italia (16%), Bélgica (9,7%), Países Bajos (8,6%) y Alemania (4%). El 2% restante corresponde a otros países de la UE y Suiza. Además, casi el 80% de los viajeros transitarán además por Francia.

Ahora mismo FRS participa en la OPE desde los puertos de Algeciras y Tarifa, tanto con destinos a Ceuta, Tangermed y Tánger capital.