A pesar del descenso generalizado de actividad como consecuencia de la crisis sanitaria, que ha provocado una caída del tráfico portuario del 10% a nivel estatal, en el puerto de Cádiz se han manipulado 2,5 millones de toneladas de mercancía hasta julio, lo que supone un aumento del 7,1%.

Así, durante los últimos meses, en la instalación se ha logrado incrementar el volumen de actividad, aprovechando nuevas oportunidades de negocio. Destaca el comportamiento de la mercancía general, que ha repuntado un 18% hasta julio, con 806.667 toneladas y un crecimiento mensual del 50%.

Por su parte, los graneles líquidos han crecido un 21% hasta las 945.986 toneladas, pero los graneles sólidos han retrocedido un 12%, con 729.076  toneladas. Según el modo de transporte, el tráfico rodado registra una bajada del 9%, con 456.136 toneladas movidas, mientras que el de contenedores lo-lo ha repuntado un 158% hasta las 294.148 toneladas, un 64% hasta los 29.225 TEUs y un 43,56% hasta las 17.378 unidades.

La pesca fresca, por su parte, ha anotado una caída del 6%, con 8.348 toneladas de pescado fresco. Finalmente, el tráfico de cruceros acumula un retroceso del 85,98% en el número de escalas, con 23 buques contabilizados hasta julio, mientras que el número de pasajeros se ha reducido un 83%, llegando a los 40.652.

La Autoridad Portuaria seguirá trabajando con la comunidad y los servicios portuarios para mantener este nivel de crecimiento y recuperar los tráficos perdidos. Además, se abren nuevos horizontes a medio plazo gracias al acceso ferroviario a La Cabezuela-Puerto Real y la puesta en servicio de la Nueva Terminal de Contenedores.