puerto-de-castellon

La Autoridad Portuaria ha incrementado sus ingresos un 8,6%, pese a haber rebajado un 10% la tasa de la mercancía.

La Autoridad Portuaria de Castellón ocupa ya la novena posición entre los puertos españoles en cuanto a tráfico de mercancías, con un crecimiento del 15,5% desde enero, que quintuplica la media del país, del 3,1%. Esto lo sitúa, a su vez, como el segundo puerto que más ha crecido en tráficos durante 2018.

A ello han contribuido especialmente sus datos en lo que respecta a los graneles sólidos, pues ya se ha consolidado como la cuarta instalación que más toneladas mueve de España. Con los datos actuales, el recinto castellonense cerrará 2018 superando los 20 millones de toneladas, que es la previsión del plan de empresa para el 2022. 

En cuanto a sus resultados económicos, ha logrado incrementar sus ingresos un 8,6%, pese a haber rebajado un 10% la tasa de la mercancía, que es la principal fuente de ingresos de la Autoridad Portuaria. Su apuesta por el sector privado y las inversiones públicas, la mejora de la sostenibilidad y el aumento de la competitividad han hecho posible esta mejora.

El puerto ha logrado movilizar en el último ejercicio 73 millones de inversiones privadas con los que modernizará la operativa de graneles sólidos a través de dos concesiones. También pretende ampliar las líneas de atraque gracias a un nuevo muelle en la dársena sur y mejorar infraestructuras y maquinaria. 

Por otro lado, los 157 millones de fondos públicos aprobados ya por Puertos del Estado en su plan de empresa, se destinarán a infraestructuras productivas, que permitirán la mejora de la conectividad terrestre, especialmente por ferrocarril. 

En la instalación, buscarán centrarse en el próximo año en impulsar la Zona de Actividades Logísticas y la estación intermodal, que serán un polo de atracción de inversiones. Además, 2019 será el año del retorno de la aduana al puerto de Castellón.