carga-de-mercancia-general-en-el-puerto-de-la-coruña

Ha sido fundamental la consolidación de los tráficos regulares y la captación de nuevas líneas de negocio.

La Autoridad Portuaria de La Coruña ha cerrado el mes de noviembre con 1,52 millones de toneladas, en línea con el crecimiento que ha mantenido a lo largo de todo el ejercicio. Desde enero, ha movido más de 14,5 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 5,3%.

Teniendo en cuenta la estadística mensual, todo apunta a que en 2018 se batirá un nuevo récord en el tráfico de mercancíasdespués de que en 2017 se superase por primera vez la barrera de los 15 millones.

Para alcanzar estas cifras, ha sido fundamental la consolidación de tráficos regulares, principalmente de graneles líquidos y mercancía general. Los primeros se han incrementado un 8,54% hasta los ocho millones de toneladas, gracias al petróleo y los productos refinados, como el gasóleo, la nafta o el biodiésel.

La mercancía general, a su vez, ha repuntado un 21,3% gracias al movimiento de productos siderúrgicos y madera, lo que sitúa al puerto coruñés como uno de los que más ha crecido a lo largo de 2018 en este segmento. Por su parte, el sector de graneles sólidos se ha reducido un 2,58%.

Otra de las claves para lograr estos datos, ha sido la captación de nuevas líneas de negocio en Punta Langosteira, especialmente de graneles agroalimentarios. En total, se ha registrado un tráfico de 2,15 millones de toneladas hasta noviembre, por lo que el cómputo final se acercará al del ejercicio anterior, que terminó con 2,33 millones de toneladas.