Muelles del puerto de Pasajes.

La Autoridad Portuaria pretende aplicar un modelo de diversificación de mercancías para impulsar sus tráficos.

El puerto guipuzcoano de Pasajes ha registrado una caída del 21,9% en sus tráficos hasta el mes de agosto, con un fuerte descenso del 76,22% en el tráfico de chatarra. Aunque anteriormente constituía el principal tráfico de la instalación, actualmente representa un escaso 2,2% del total de la mercancía movida, según recoge el diario Noticias de Guipúzcoa.

En este sentido, el puerto aún no se ha recuperado del cierre de la planta de Arcelor Mittal en Zumárraga, uno de sus principales clientes. No obstante, la multinacional mantiene operativa su factoría de Olaberría, que utiliza el recinto portuario como principal vía de carga y descarga de productos siderúrgicos.

Este tipo de tráfico, que supone en este momento el 50,62% del total, ha retrocedido un 16,5% en los ocho primeros meses del año, debido al descenso de la demanda en la temporada de verano.

En cualquier caso, las perspectivas de la Autoridad Portuaria apuntan a una recuperación a final de año. Para ello, su intención es aplicar un modelo de diversificación de mercancías atendiendo a las nuevas necesidades del tejido empresarial.