linea de atraque de Termavi en el puerto de Vigo copia

En septiembre, los tráficos han aumentado un 12,88%.

A pesar de los problemas en el Puesto de Inspección Fronteriza, PIF, el puerto de Vigo ha incrementado sus tráficos en un 12,88% en el mes de septiembre, destacando el aumento del 16,62% en la mercancía general.

Asimismo, los contenedores ro-ro han registrado un aumento del 9,52%, mientras que los movidos por grúa han avanzado un 5,9%. Entre las principales mercancías manipuladas, conviene señalar el crecimiento del 179,18% en el granito, del 113,65% en los metales y del 48,89% en las maderas.

En el acumulado del año, el tráfico se mantiene prácticamente estable, con un ligero avance del 0,34% respecto a los datos de 2016. Los contenedores ro-ro han repuntado un 3,9% y los movidos por grúa han descendido un 3,23%.

En cuanto a otros tráficos cabe destacar el incremento del 5,65% en los automóviles, al aumentar el número de unidades con destino en Francia y el tránsito de los procedentes de Marruecos a través del puerto de Tánger-Med, que se ha convertido en una nueva escala de la Autopista del Mar. Se trata, de hecho, de la principal mercancía manipulada en estos meses.

Por el contrario, entre las mercancías que han cerrado este periodo en negativo, destaca el granito elaborado, la madera y los productos químicos, principalmente debido al traslado de las operaciones de Maersk al puerto de Marín.

Problemas por el PIF y el convenio de la estiba

Para el presidente del puerto de Vigo, Enrique López Veiga, son «buenos resultados«, pero recalca que existe «cierta incertidumbre» por el desvío de mercancías a otros puertos cercanos, ante la rigidez de los controles a los que se ven sometidos los operadores locales en el PIF de Guixar y las actuales negociaciones en el sector de la estiba.

En este sentido, en octubre ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea por lo que considera una infracción de la legislación comunitaria por parte de Anesco y los sindicatos del sector.

En concreto, López Veiga ha indicado que «no se pueden firmar cosas que obligan a otras empresas» que no forman parte de la patronal, como la subrogación del 100% del personal, el control de acceso a la profesión o la cualificación de los estibadores. Esto, a su juicio, podría conllevar una nueva multa para España.

En cuanto a los controles en el Puesto de Inspección Fronterizo, ha remarcado la falta de respuesta a las modificaciones propuestas por el grupo de trabajo creado al efecto y del que forman parte Puertos del Estado, las terminales de Vigo y Marín, y un nutrido grupo de operadores locales.