Embarque de Zinc, puerto de Avilés

El puerto confía en que hasta final de año se produzca una recuperación en los tráficos.

El tráfico en el puerto de Avilés ha descendido un 7,8% entre enero y agosto, con un total de tres millones de toneladas, según indica el diario La Nueva España. El principal motivo ha sido el retroceso en el movimiento de graneles sólidos, principalmente de clínker, abonos y carbones.

En concreto, en el mes de agosto, el tráfico ha caído un 37%, pasando de 540.064 tn movidas en 2015 a 339.611 en 2016. Los graneles líquidos han disminuido un 38% hasta las 47.251 tn, mientras que los sólidos, que también registran un descenso del 38%, han alcanzado las 219.976 tn.

Por su parte, la mercancía general ha retrocedido un 33,7% hasta las 67.049 tn. Cabe destacar, además, que tanto los muelles de servicio como los de Arcelor-Mittal y Alcoa han perdido tráficos en lo que va de año.

Los gestores portuarios confían en que de aquí a final de año se produzca una recuperación, ya que en el mes de septiembre empezarán a llegar al puerto los buques que transportan blenda para Asturiana de Zinc (Azsa).

En cuanto a la caída en el movimiento de clínker, conviene mencionar lo sucedido con Tudela Veguín, que desarrollaba labores de carga y descarga de este producto en la dársena sur del Muelle de San Juan, con un calado de 12 metros, pero la Autoridad Portuaria le ofreció trasladarse al Muelle de Raíces, con un calado de ocho metros, para que Azsa pudiera construir en la zona su nueva nave.

Por otro lado, entre el mes de enero y el de agosto, han pasado por el puerto de Avilés un total de 534 buques.