Si a nivel nacional el movimiento de camiones tiene un comportamiento más perezoso, el tráfico transfronterizo de vehículos parece ir avanzando hacia la normalidad plena.

De hecho, en una de las jornadas de la primera semana de junio se han registrado niveles de cruce en frontera de camiones similares a los de cualquier día previo al estallido de la crisis sanitaria.

Así pues, el mes de junio se inició el lunes 1 con una caída del tráfico transfronterizo de vehículos pesados de un 31% con relación a cualquier otro día en circunstancias normales, registro exactamente igual al del último lunes de mayo.

A partir de ese día se ha ido recortando la caída con un retroceso de un 21% el martes, 2 de junio, una reabaja de un 14% el martes 3 y un descenso de un 9% el miércoles, 4 de junio, aunque, sin embargo, el viernes 5 marcó una nueva involución, con un descenso de un 10%.

Durante el fin de semana, el sábado, 6 de junio, se han registrado circulaciones de camiones en los pasos fronterizos similares a los de cualquier otro sábado en condiciones habituales, mientras que el domingo se ha producido una caída de un 38% en el movimiento transfronterizo de vehículos pesados con respecto a una jornada similar, dato que es muy inferior al de otros domingos anteriores de la crisis.

Ese día, por lo que respecta a los cruces con Portugal, las salidas hacia las carreteras lusas presentan el pasado domingo un descenso de un 23,55%, mientras que las entradas desde el país vecino retrocedían un 6,82%.

Al mismo tiempo, en los tráficos entre España y Francia, las salidas hacia territorio galo caían el domingo un 50,36%, mientras que las entradas en las vías españolas caían un 34,26%.

Ambas cifras parecen indicar que los flujos de ida y vuelta podrían estar recuperándose, lo que, a su vez, implicaría una reducción de los viajes en vacío en el transporte internacional.