La actual crisis sanitaria ha golpeado a todos los sectores económicos del país, pero con especial dureza al del transporte aéreo de pasajeros, clave para el turismo. Esta realidad obliga a todos los actores implicados a trabajar coordinadamente para proponer soluciones a la Administración.

La Asociación de Líneas Aéreas, la Unión Sindical Obrera y la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico, además del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, el Sindicato de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas y el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas, han firmado un documento con varias propuestas iniciales.

Entre ellas, se encuentra la exención temporal del pago de tasas aeroportuarias y de navegación, así como la agilización de los créditos ICO a aerolíneas y la solicitud de avalar el 90% de las diferentes líneas de financiación.

También se solicitará que las líneas aéreas puedan seguir beneficiándose de las exenciones fiscales y bonificaciones en la Seguridad Social hasta que se alcance el 70% de actividad previa, y que no se restrinja la capacidad a bordo una vez comience la fase de normalización de las operaciones aéreas.

Otra de sus peticiones es la flexibilización temporal del Reglamento 261/2004 en relación a reembolsos, extendiendo el plazo para hacer frente a la devolución de las reservas hasta que se alcance el nivel mínimo de actividad del 70%.

Otras medidas

Por último, el sector reclama ayudas para el mantenimiento de requisitos y competencias para que los profesionales puedan reincorporarse a sus puestos de trabajo a medida que el sector vaya reactivándose, sin necesidad de entrenamientos previos largos y costosos.

Las seis organizaciones consideran que para aplicar estas medidas debe existir un nivel de gestión socialmente responsable y sostenible por parte de las empresas antes y durante esta crisis, entendiéndose como empresas socialmente responsables a aquellas que no hacen uso de formas de empleo precarias y atípicas, y que hayan procurado mantener los puestos de trabajo de sus empleados en condiciones justas.