La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón, Tradime Aragón, ha constituido una comisión de trabajo para ir avanzando en estrategias encaminadas a combatir el intrusismo profesional y luchar contra la competencia desleal.

Así se ha decidido en la Asamblea General de la asociación, una reunión marcada por la fuerte preocupación de los transportistas ante la «realidad» de la competencia desleal y el «perjuicio» que supone para el sector, según se ha puesto de manifiesto en el encuentro.

Desde Tradime han trasladado a sus asociados que su implicación en este sentido es «vital», por lo que les han pedido la máxima colaboración y que adviertan ante la asociación de cualquier actividad irregular para que esta pueda llevar a cabo las labores de investigación oportunas y, en el caso, la denuncia posterior ante las administraciones y el CNTC.

En este contexto, los transportistas ya han solicitado a las autoridades que pongan los medios para frenar la espiral del ‘dumping social’, para lo que reclaman el fortalecimiento de los controles en la carretera y el endurecimiento de las sanciones y penas.

Viejas reivindicaciones

Durante la Asamblea General también se ha tratado una de las «viejas reivindicaciones» de Tradime ante la Administración: la falta de zonas habilitadas para el aparcamiento de camiones.

Según indican desde la asociación, esta solicitud «parece ir por buen camino» desde la última reunión con el Área de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, ya «que mostraron gran interés y se comprometieron a estudiar el problema y aportar soluciones al respecto».

No obstante, «la realidad es que, a día de hoy, existen pocas zonas para el estacionamiento de camiones y la mayoría de parques de camiones que son óptimos están ya al límite de su capacidad», señalan los transportistas.