El uso del gas natural ofrece una alternativa más ecológica y eficiente para el transporte de mercancías por carretera, en un momento crucial para la transición energética.

En este marco, cada vez empresas de transporte de diferentes segmentos de actividad utilizan unidades alimentadas por esta energía, en su búsqueda por reducir su impacto medioambiental y, al tiempo, mantener prestaciones y competitividad.

La empresa familiar albacetense de transporte Rubén Martínez ha incorporado una nueva tractora Scania propulsada por GNL, con cabina integral de media altura, cuya entrega ha sido realizada por medio del concesionario oficial Scalevante de la marca escandianava en Albacete.

De esta manera, además de reducir sus emisiones de CO2, esta empresa manchega de transporte de productos lácteos puede aprovechar que el precio del combustible resulta más económico, mientras que la autonomía y los tiempos de repostaje son similares a los de otras tractoras diésel.

La empresa de la familia Martínez, actualmente cuenta con diez camiones, dedicados en su totalidad a la recogida de leche en ganaderías y fábricas en un radio de aproximadamente 150 km, con recorridos que alcanzan un total de 400 km diarios.