La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y Logística (FVET) ha firmado con los representantes de los sindicatos CCOO y UGT el convenio del sector del transporte de mercancías por carretera después de dos años de negociaciones.

El acuerdo corresponde al periodo 2012-2015 y afecta a los cerca de 15.000 trabajadores con los que este sector cuenta en la provincia de Valencia, poniendo fin a dos años de negociaciones marcados por amenazas de huelgas. Se incluye la congelación salarial para los años 2012 y 2013, un aumento salarial del 0,7 % para el año que viene y de un 1 % para el 2015.

La subida salarial ha sido, durante el tiempo que han durado las negociaciones, uno de los dos puntos de conflicto principales que han impedido el acuerdo entre ambas partes, según la patronal. Las demandas de los sindicatos contemplaban incrementos salariales por encima de la inflación «para no perder poder adquisitivo real«, mientras que la patronal era partidaria de mantener las retribuciones congeladas para todos los ejercicios de vigencia del convenio.

El otro punto de fricción ha sido la flexibilidad de la jornada. A este respecto, las bases del pacto se concretaron a través de un preacuerdo alcanzado antes del verano en el Tribunal de Arbitraje Laboral.

Tras alcanzar el acuerdo, la patronal FVET considera que finalmente ambos aspectos «han quedado expresamente resueltos». Considera que «resulta difícil concebir un crecimiento económico fuerte, que cree empleo y riqueza, sin un sistema de transporte eficaz que permita sacar plenamente provecho del mercado interior y del efecto de la globalización del comercio«.

«Toda economía o sociedad moderna necesita el transporte para funcionar. El transporte terrestre es el principal medio para conseguir este objetivo«, han agregado desde FVET que aglutina a más de 2.500 empresas y cuenta con una flota de cerca de 15.000 vehículos.

Según el comunicado, el transporte por carretera tiene el 85 % de cuota de mercado porque es un sector «competitivo, ágil y eficaz».