Las infracciones más frecuentes son las relacionadas con el incorrecto uso del tacógrafo

Los profesionales creen que no deberían estar monitorizados, como si fueran criminales.

Los conductores de camiones de Estados Unidos han organizado protestas recientemente en diferentes zonas, como Texas, en contra de la nueva normativa que les obliga a instalar tacógrafos digitales en sus vehículos, que ha entrado en vigor el 18 de diciembre de 2017.

Aunque principalmente se trata de una cuestión de seguridad, muchos profesionales consideran que se les está robando privacidad y dificultando todavía más su trabajo. Los dispositivos que deben llevar en sus camiones recogen información sobre la distancia recorrida y las horas, incluyendo información sobre dónde se encuentran en cada momento.

«Este camión es mi casa, mi negocio y mi forma de ganar dinero, pero principalmente mi casa. Tengo derecho a no instalar un dispositivo de seguimiento en mi casa«, ha dicho uno de los trabajadores afectados por la nueva medida, que creen que llevar el dispositivo no es muy diferente a tener que ponerse una pulsera en el tobillo para controlar su ubicación.

En este sentido, consideran que si cumplen con su trabajo, operan en condiciones de seguridad y saben cómo conducir su vehículo cada día, no deberían estar monitorizados por el gobierno federal, «como un criminal».

Límite de 11 horas

Pese a que desde la Administración se habla de la instalación de tacógrafos para mejorar la seguridad de todos los usuarios de la carretera, los transportistas alegan que es una profesión en la que se trabaja contrarreloj.

En este sentido, la normativa establece que los profesionales podrán conducir 11 horas al día como máximo, pero esta medida no tiene en cuenta muchos factores, como el tráfico, las condiciones de la carretera o el estado físico y mental de los conductores.

Por otro lado, el sector se queja del precio de los tacógrafos, que puede superar los 400 dólares (338 euros), y de la tasa que tendrán que abonar cada mes por la monitorización de su trabajo.