Pese al impacto duro y constante de la segunda oleada de la pandemia en prácticamente todos los países europeos, los servicios de transporte de mercancías que cruzan el continente se mantienen a flote, aunque empiezan a reflejar los efectos de las medidas limitativas de la movilidad establecidas a nivel nacional.

Sin embargo, Sixfold sí que ha detectado que durante el pasado octubre los camiones han recorrido un 4% menos distancia que en septiembre, mes en el que los recorridos de los vehículos industiales en Europa se había colocado en niveles similares a los existentes antes de que se abriera la crisis sanitaria.

De igual modo, también ha aumentado el porcentaje de flota parada hasta colocarse en niveles similares a los registrados durante la pasada primavera y alcanza un 22% más que durante un mes equivalente sin las circunstancias actuales.

En este mismo sentido, la capacidad de la flota europea de transporte también se ha visto reducida en un 11% con relación a niveles previos a la crisis.

Esta situación explicaría un cierto parón en el comercio en toda Europa, algo que ensombrece las perspectivas de cara al pico estacional que se suele registrar a final de año, coincidente con las navidades y las fechas clave del comercio electrónico de este mes de noviembre, como el ‘Black Friday’.