La UETR ha recibido positivamente la estrategia de movilidad sostenible e inteligente de la Comisión Europea.

La organización empresarial estima que es un instrumento clave para abordar los necesarios cambios en el sector del transporte por carretera en los próximos años, subrayando la necesidad de establecer ayudas económicas y fiscales a las empresas en su transición hacia empresas más ecológicas.

La Unión Europea de Transportistas por Carretera ha destacado la importancia de poner en marcha un plan para el transporte por carretera que combine competitividad y sostenibilidad. Y todo ello, sin olvidar la dimensión social y las especificidades de las pequeñas empresas.

Una de las reivindicaciones más importantes está relacionada con el gran esfuerzo de las pequeñas y medianas empresas para volverse más ecológicas, aspecto que les ha supuesto un gran coste. Por ello, resalta la importancia de contar con incentivos financieros y fiscales por parte de la UE para lograr una movilidad con bajas emisiones.

También ha recalcado como es imprescindible que los requisitos obligatorios en la legislación medioambiental para las empresas de transporte y vehículos industriales, vayan de la mano de los avances tecnológicos reales y disponibles de forma generalizada para el sector. Con el objetivo de evitar legislaciones que no se ajustan a la realidad tecnológica y que las empresas de transporte no puedan acceder a vehículos que cumplan con los estándares ambientales de la legislación.

La UETR ha defendido que aspectos como la tarificación vial o por congestión y la internalización de los costes externos del transporte, se apliquen a todos los usuarios, no sólo a los transportistas. Y que además, lo recaudado se destine a reinversiones en infraestructura y apoyo a las empresas.

En el ámbito social, la UETR aboga por lograr un mercado interior de transporte justo y que funcione. Y superar las contradicciones e incoherencias en el mercado del transporte por carretera de la UE que aún no han sido resueltas, en especial su aplicación no armonizada y la brecha entre costes y tarifas de transporte.

Las importantes disparidades en los costes laborales en toda la UE evidencian las deficiencias estructurales existentes, por lo que es necesario dotar al sector de instrumentos adecuados para asegurar que la liberalización vaya de la mano de una competencia leal en toda la Unión.