Carretera Alemania

Las empresas y los trabajadores del transporte europeo quieren que el nuevo marco legal suponga menos trabas para su actividad.

A pocos días de las elecciones europeas, la IRU y la ETF se han unido para pedir a la Comisión y al Parlamento Europeo que de prioridad para finalizar cuanto antes la legislación del transporte incluida en el Paquete de Movilidad, con el fin de que el sector pueda contar cuanto antes con un marco legal concreto y uniforme.

En una declaración conjunta, ambas instituciones instan a la Comisión Europea a preparar una comunicación específica para el Parlamento Europeo y el Consejo, con el fin de fomentar un acuerdo entre las instituciones comunitarias.

Asimismo, se muestran dispuestas a trabajar «en estrecha colaboración con la Comisión en el desarrollo de un plan para una estrategia coherente y global de la UE sobre la aplicación de las normas de transporte por carretera comercial de la UE en la era digital».

Tanto para la organización empresarial como para la agrupación sindical, el sector necesita un marco legal claro y aplicable en un entorno marcado por el impulso que están viviendo las nuevas tecnologías que, según describen, debe de servir para eliminar trabas burocráticas, así como para mejorar la eficiencia y competitividad del transporte europeo por carretera, mientras que, al mismo tiempo, podrían permitir un mercado más sano y libre de malas prácticas.