trafico-roro-puerto-calais

Un ‘Brexit’ duro puede dejar atrapadas mercancías en tránsito mientras se produce la salida del Reino Unido de la UE.

Ante la posibilidad de que miles de envíos transportados vía terrestre realizados antes del ‘Brexit’, pero que no se presentarán en las fronteras externas del Reino Unido y la UE para su importación, exportación o tránsito hasta después de la salida efectiva del Reino Unido de la Unión, AECI ha solicitado de las autoridades españolas competentes que respalden ante la UE medidas de contingencia para que estos envíos se consideren movimientos intracomunitarios, independientemente del modo de transporte utilizado.

La asociación argumenta que «dado que, en las condiciones legales actuales, estos envíos carecerán de la documentación requerida para la importación, exportación o tránsito, se puede esperar una interrupción significativa a menos que se implemente un plan de contingencia de la UE para facilitar el movimiento de estos envíos a través de la frontera».

AECI estima fundamental que, ante un ‘Brexit’ duro, debe quedar «garantizado el flujo continuo de bienes y cadenas de suministro «just in time” a través de la frontera entre la UE y el Reino Unido».

Así mismo, la institución estima que también «debe tenerse también en cuenta que los Estados miembros puede que tengan que suspender las declaraciones aduaneras durante un cierto período de tiempo para poder lidiar técnicamente con la transición que ha de experimentar el Reino Unido de ser un Estado miembro a ser una parte contratante del Convenio de tránsito común», por lo que, en su opinión, «permitir procedimientos idóneos ayudará a evitar el bloqueo de estos envíos en frontera en ausencia de la documentación correcta, liberará a las autoridades aduaneras, para-aduaneras y aeroportuarias de una carga administrativa y operativa significativa y garantizará la continuidad del comercio para miles de operadores económicos en la UE».