transporte de automoviles por ferrocarril

El sector de la automoción ha utilizado 4.136 trenes para transportar vehículos en 2015.

Informe de Valoración de la Logística del Transporte Ferroviario en 2015que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 21 páginas y 1,5 Mb).

El volumen de vehículos transportados en ferrocarril en 2015 ha rozado las 800.000 unidades, lo que supone un incremento del 15% respecto al ejercicio anterior. Así lo refleja la nueva edición del ‘Informe de Valoración de la Logística del Transporte Ferroviario‘ de Anfac, que indica que este medio ha recibido un impulso debido al crecimiento del mercado y de la producción de vehículos en España.

El sector de la automoción ha utilizado 4.136 trenes en 2015, un 18% más que el año anterior, siendo muy significativo el aumento en el transporte de componentes, para lo que se han utilizado 3.152 trenes. En este sentido, la asignación de nuevos modelos a las factorías españolas ha provocado un aumento de la demanda por parte de los fabricantes.

Además, en virtud de un acuerdo de colaboración con Adif, Anfac está analizando los principales corredores de acceso a los puertos, que suponen la puerta de salida principal de la exportación. El objetivo es mejorar la gestión y proponer las inversiones puntuales necesarias para mejorar la eficiencia del tráfico y el aumento de longitud óptimo de los trenes.

Por otra parte, dada la importancia de la conexión de los puertos con el transporte ferroviario, la asociación valora positivamente la puesta en marcha del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre, que ya está permitiendo programar inversiones necesarias para agilizar este modo de transporte en los puertos de interés para el sector del automóvil.

La valoración de este modo de transporte ha descendido 

En cualquier caso, el fuerte incremento de la producción y exportación del último año está ejerciendo una gran presión sobre este modo de transporte, que se refleja en los resultados de la valoración realizada tanto para el transporte de piezas como para el de vehículos, donde todos los indicadores están por debajo del nivel que se considera satisfactorio.

A esto hay que sumar que, con la excepción del transporte de piezas internacional, la valoración ha sufrido un ligero descenso respecto al año anterior, lo que pone de manifiesto la necesidad de mejora en aspectos clave.

Aunque la valoración es distinta según se trate de transporte nacional o internacional, o transporte de vehículos o de componentes, cabe señalar que en todos los ámbitos es necesario avanzar hacia una mayor flexibilidad y adaptación de los tráficos a las necesidades de las fábricas, y mejorar la disponibilidad en cantidad y calidad del material móvil.