Los sindicatos franceses CFDT, FO y CFTC han instado a los camioneros del país a ejercer de manera individual su derecho de desestimiento para denunciar la falta de medidas de protección contra el coronavirus. En su opinión, las condiciones de trabajo de los asalariados en materia de seguridad no son generalmente las adecuadas, por lo que lo mejor es evitar riesgos en una profesión que supone cada vez más peligro en esta pandemia.

Tal y como denuncian las tres organizaciones, cada día detectan que faltan mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico para los trabajadores, que además tienen muchos problema para encontrar áreas de servicio donde puedan acceder a los aseos y duchas.

Tampoco es habitual que encuentren servicios de restauración abiertos y en su opinión, muchos clientes no están mostrando el suficiente respecto por el difícil trabajo que están llevando a cabo los transportistas en estos días.

En este sentido, los sindicatos reclaman unos dispositivos de protección adecuados para su actividad, el cierre del transporte no esencial y que se decrete la apertura de áreas de descanso, estaciones de servicio y restaurantes de carretera. Asimismo, en el caso del transporte de productos médicos, se pide la misma protección que para los médicos de urgencia.