El Comité trabaja en un calendario de reuniones para debatir los problemas del sector.

Atfrie pide la creación de un Ministerio de Transporte.

Factores como la «falta de motivación absoluta en empresarios y trabajadores por el trato que diariamente se recibe por parte de las administraciones y de la sociedad», el «servilismo insoportable», la «imposibilidad de negociar», las «cargas burocráticas», así como la imposición de de las operaciones de carga y descarga, y del intercambio de palets colocan al transporte de mercancías a temperatura controlada por carretera ante una «situación de derribo», a juicio de Atfrie. 

Precisamente en relación con el intercambio de palets, Atfrie denuncia que esta actividad se ha convertido en un «foco de contaminación», así como en «un auténtico negocio de millones de euros anuales con cargo a la cuenta de los nulos resultados de los transportistas».

Además, la asociación empresarial también cree que la ausencia de Ministerio de Transportes es la que ha conducido a esta situación, ya que la Administración legisla para regular un sector que no conoce, como, a su juicio, demuestra el hecho de que «ninguno de los partidos políticos hacen la más mínima alusión al transporte de mercancías por carretera en sus programas electorales, y mucho menos a sus problemas y ruina latente».

A todo esto se suma lo que la organización de empresas de transporte frigorífico llama la «vulneración de derechos fundamentales» de las empresas del sector, como son el hecho de que ordene al detalle la vida de los conductores a través del tacógrafo.