La agonía se prolonga para el transporte de carbón en Galicia, una región que ve cada vez más cercadas algunas de sus principales instalaciones industriales.

Ante esta situación crítica, a juicio de Fegatramer el «transporte de mercancías por carretera de toda Galicia debe estar unido para defender su industria, no podemos permitirnos más cierres de empresas fundamentales para la Comunidad».

La federación gallega de transportistas denuncia que la pasividad de las administraciones ante unos cierras que dejan al sector del transporte como «uno de los más perjudicados».

Así pues, Fegatramer afirma que «apoya la lucha de los transportistas de As Pontes, hasta conseguir el mantenimiento de la actividad en Endesa, eléctrica vital para Galicia, y que no puede cerrarse ahora tras los éxitos en las pruebas de la quema de carbón y lodos, que además minimizará un problema como es que ya no se sabe qué hacer con ellos ni dónde almacenarlos».

En este marco, la organización empresarial respalda «la lucha de los internos y transportistas de Alcoa que trabajan indirectamente en la actividad, porque será la única forma de conseguir algo, dada la «sordera» de las administraciones, que no están haciendo nada práctico».