Huelga de transporte en Italia contra el Gobierno de Renzi

Huelgas en Italia contra el gobierno de Renzi.

El transporte ha sido el sector más afectado en las primeras horas de la huelga general en Italia, convocada este viernes 12 de diciembre, que constituye la primera a la que se enfrenta el nuevo gobierno de Matteo Renzi.

La huelga ha sido convocada por los dos principales sindicatos de Italia, Cgil y Uil, en protesta por las políticas de su Ejecutivo, con movilizaciones en la mayoría de las ciudades del país, para pedir una remodelación de las Administraciones Públicas, la reforma de trabajo, la ley de estabilidad y de la política económica.

Así, en importantes ciudades del país, como Roma y Milán, gran parte de los medios de transporte no han operado o lo han hecho de manera restringida.

Además, a pesar de que el organismo regulador de huelgas de Italia, la Comissione di Garanzia Sciopero, no aprobase el paro en el transporte aéreo, la huelga general en Italia ha provocado problemas en los aeropuertos, donde varias compañías se han visto obligadas a retrasar o a cancelar algunos de sus vuelos.

El problema es que no está permitido, según dicho organismo, convocar dos huelgas en los mismos sectores en Italia sin un intervalo de 10 días, por lo que la Comissione solicitó que no fuera a la misma el sector del ferrocarril, con una huelga los próximos 13 y 14 de diciembre.

También solicitó la exclusión en la misma del sector aéreo, por una próxima huelga del personal de Enav en el aeropuerto de Fiumicino, el próximo 15 de diciembre.

No obstante, la huelga general de gran parte de los trabajadores en un país, independientemente de los sectores que la secunden, ha acabado afectando al transporte, por los bloqueos en las carreteras, piquetes, y acciones de la misma índole que se han producido.