Cortes de trafico en la Gran Via

En 2016, la Justicia ya suspendió las restricciones adoptadas por el consistorio madrileño, autorizando el acceso libre de vehículos de reparto al centro de la ciudad.

El Comité Madrileño de Transporte sigue a la espera de la resolución judicial en relación con la demanda interpuesta por las restricciones al tráfico impuestas por el Ayuntamiento de Madrid al tráfico en Gran Vía y otras calles del centro de la ciudad hasta el 7 de enero de 2018, con motivo de la campaña de Navidad.

Los miembros del Comité de Transporte, formado por las organizaciones vinculadas al transporte público en la capital, han pedido la suspensión cautelar de la medida acordada al entender que «genera grave perjuicios» sobre las actividades profesionales de transporte que se realizan en esta zona.

Entre ellas se encuentra la Asociación de Transportistas Autónomos, ATA, que ha reclamado alternativas para seguir ejerciendo sus funciones en estas fechas y «un diálogo que permita consensuar una decisión a futuro» de modo que la seguridad y la reducción de la contaminación sean compatibles con el desarrollo de su trabajo.

En este contexto, desde ATA recuerdan que la actividad comercial de la zona afectada por la medida depende, de manera directa, del acceso de vehículos comerciales, lo que obliga a tomar medidas que permitan «la convivencia de estos dos modelos de actividad«.

Conviene señalar que en 2016, la Justicia ya suspendió las restricciones adoptadas por el consistorio madrileño, autorizando el acceso libre de los vehículos de reparto a las calles del centro, a petición de la patronal de transporte y logística UNO.