El sector del transporte de mercancías y de distribución urbana de la ciudad de Madrid reclama más ayudas y cambios en la organización de su actividad en el centro de la capital con el fin de recuperar actividad.

Las asociaciones del sector del transporte de mercancías, de distribución urbana de mercancías (DUM), discrecional y turístico de Madrid estiman que las propuestas municipales anunciadas son «claramente insuficientes» y reclaman «medidas concretas y efectivas».

En concreto, los transportistas piden una Mesa específica del Transporte en las mesas de trabajo del Plan de reconstrucción de la ciudad y, entre otras iniciativas, solicitan la suspensión temporal del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica o la recuperación de la parte proporcional por los meses de inactividad de la tasa por la autorización anual de mudanzas para reservas de espacio.

De igual manera creen que «es el momento de solucionar las demandas y reclamaciones pendientes del colectivo del transporte sobre Madrid Central y la Ordenanza de Movilidad vigente, principalmente en lo referido a la ampliación del calendario de renovación de las flotas».

A su juicio, «en estos momentos es inasumible económicamente» para la las pequeñas empresas y autónomos del sector del transporte que operan en el Distrito Centro, que actualmente operan al 60% de su actividad habitual en estas fechas y con más del 30 % de los trabajadores del sector en ERTEs.