El transporte madrileño dice sentirse «preocupado y menospreciado por las administraciones» ante la falta de respuesta para que los conductores sean considerados personal esencial a efectos de su vacunación cuanto antes.

Así las cosas, CETM-Madrid estima que «después de que ninguna institución haya respondido se abren nuevas incógnitas ante la posibilidad más evidente de que el pasaporte de vacunación comience a usarse en España el próximo mes de mayo».

En este sentido, la organización empresarial estima que se abre una situación que, a su  juicio, «puede ser muy compleja», ya que «se está pensando en la puesta en marcha del pasaporte de vacunación en varios países de la Unión Europea».

De igual modo, la patronal también afirma que los conductores están aún más expuestos a posibles contagios debido a «la postura insolidaria de algunos cargadores al continuar obligándoles a realizar las labores de carga y descarga de las mercancías en sus instalaciones».

Por último, CETM-Madrid también hace referencia a la falta de profesionales existente en el sector, dado que la, en su opinión, «escasa posibilidad de recambios de conductores ante bajas laborales pondría en problemas la continuidad de su labor de abastecimiento a toda la sociedad con unas mínimas garantías sanitarias».