El Comité Madrileño de Transporte por Carretera ha elaborado un Documento de Evaluación y de Propuesta de Medidas Económicas que ha elevado a la Comunidad de Madrid para que lo traslade al Gobierno. En él, se incluyen medidas económicas, tributarias, laborales y sanitarias para afrontar la crisis del Covid-19.

En lo que se refiere al ámbito sanitario, se han solicitado equipos de protección individual de forma urgente y que se estipule a través de un Decreto-Ley que los conductores no deben realizar labores de carga y descarga, para poder dedicar toda su jornada a la conducción.

A nivel laboral, las empresas reclaman el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social durante seis meses y plantean la condonación de los seguros sociales o la reducción de las bases imponibles. Es importante, en este sentido, que las empresas del sector puedan acogerse a los ERTEs por causa de fuerza mayor y que se suprima la disposición que les obliga a mantener el empleo durante seis meses desde que se reanude la actividad.

En cuanto a las medidas fiscales propuestas, el Comité ha pedido una moratoria, que incluya a las empresas que hayan facturado más de seis millones en el ejercicio anterior. Igualmente, exigen que el plazo de ingreso tributario del 20 de abril correspondiente al primer trimestre de 2020, se prorrogue hasta el 30 de junio,

En el caso de los autónomos en régimen de módulos, se ha reclamado una rebaja del 50% en el pago del segundo trimestre de IVA e IRPF. En esta línea, creen que debe establecerse una reducción del 50% sobre el rendimiento neto tanto para los transportistas autónomos que estén en estimación directa como para las empresas que tributen por el Impuesto de Sociedades.

Medidas económicas

En el aspecto económico financiero, las empresas de transporte pretenden que las entidades bancarias suspendan la aplicación de los intereses por mora y descubiertos en cuenta, y han solicitado la suspensión temporal de los vencimientos de las cuotas de leasing, renting y préstamos ordinarios de activos fijos y vehículos de transporte.

Por otro lado, piden poder acogerse a la línea de ayudas ICO Covid-19 y el aplazamiento del alquiler de locales y centros de trabajo. Resulta necesario disponer de unas líneas de liquidez urgentes, a través de préstamos sin interés, y habilitar una línea a fondo pedido para garantizar las operaciones realizadas a través de las sociedades de garantía recíproca.

Por último, dado que el combustible es uno de los mayores costes del sector, el Comité ha pedido poder financiar futuros repostajes y una ampliación en los plazos para el pago de los ya realizados. Del mismo modo, piden repercutir el descenso del precio del carburante para el consumidor profesional.