rolls-royce-buque-autonomo

La industria ya está trabajando en el desarrollo de buques autónomos.

Bruselas acoge este miércoles 6 de septiembre el seminario ‘Fortalecimiento del transporte marítimo a través de las nuevas tecnologías. Transporte autónomo: la clave del futuro’, organizado por el grupo político ALDE, del que la eurodiputada vasca Izaskun Bilbao es vicepresidenta.

El encuentro está destinado a estudiar las transformaciones que las nuevas tecnologías van a propiciar en el sector del transporte marítimo, sus beneficios medioambientales y económicos, y los retos especialmente en materia de regulación y legislación que implicará esta evolución.

El evento se celebrará en el Parlamento Europeo y será clausurado por la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc. Cabe destacar que el puerto de Bilbao, con la participación de su presidente, Asier Atutxa, aportará la visión de los puertos en este tema junto a la secretaria general de ESPO, Isabelle Ryckbost. 

Cambios en el transporte marítimo

La iniciativa forma parte de los trabajos preparatorios que realiza la Eurocámara para preparar las modificaciones legislativas que deberán realizarse para acomodar la normativa a los cambios que una aplicación intensiva de las TICs va a propiciar en el transporte marítimo.

En la sesión se analizarán beneficios y riesgos de estas tecnologías, desarrollos legislativos necesarios y medidas para preparar los países para adoptar estas nuevas tecnologías y ponerlas al servicio del fortalecimiento del mercado interior.

Igualmente se analizarán los sectores de actividad emergentes que van a crearse o verse reforzados cuando vayan entrando en servicio buques parcial o totalmente autónomos.

La operación de buques con otro tipo de propulsores y guiados parcial o completamente mediante control remoto o sistemas autónomos de navegación implicará mejoras medioambientales, y en los servicios y costes que abonan hoy los usuarios, una transformación del tipo de empleos que va a requerir esta actividad y la aparición de nuevas especialidades profesionales.

Asimismo, se abrirán nuevas oportunidades para los operadores de la construcción naval que sean capaces de convertir las oportunidades que ofrecen las tecnologías en mejoras prácticas en la operación de los buques, y se plantean desafíos en la gestión de las infraestructuras, como los puertos, con las que se relacionan los buques y nuevas posibilidades de combinación de modos de transporte.