asamblea spc spain cartagena noviembre 2019

La Conferencia de SPC-Spain se ha celebrado en Cartagena.

La escasez de conductores profesionales, el endurecimiento de las normas de conducción y descanso y hecho puntuales como los cortes de los pasos fronterizos que se vienen produciendo por diferentes causas, tanto en Irún como La Junquera, hacen que el transporte terrestre empiece a mirar al transporte marítimo de corta distancia con otros ojos.

Durante la última Conferencia anual de SPC-Spain celebrada en Cartagena esta misma semana se han analizado en profundidad los cambios tecnológicos que se están produciendo en este ámbito de la navegación, con el reto de la normativa de emisiones de azufre en el transporte marítimo en ciernes y su papel en la intermodalidad, especialmente en coordinación con el transporte por carretera.

Dentro de este evento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha anunciado que el Gobierno trabaja en una Ley de movilidad que refleje la estrategia de movilidad sostenible, integrada y participada, y en la que, la intermodalidad, y especialmente las Autopistas del Mar, constituirán un pilar básico.

Además, en el encuentro también se analizaron los proyectos que desarrolla el puerto de Cartagena relacionados con la sostenibilidad medioambiental y se debatieron los retos que implican para el transporte marítimo de corta distancia los cambios en las normativas medioambientales y el mantenimiento de la competitividad de las Autopistas del Mar.

Por otra parte, en la reunión hubo espacio para comprobar la necesidad existente de una conexión marítima que enlace el puerto de Cartagena con el sur de Francia, así como para discutir sobre el papel que juegan la innovación y la digitalización como ejes de eficiencia y competitividad para el transporte marítimo, a partir de las experiencias de Balearia o del puerto de Barcelona.