Los consumidores de todo el mundo esperan poder comprar los productos más frescos en sus supermercados más cercanos a lo largo de todo el año. Esto, por supuesto, no sería posible sin la existencia de contenedores ‘reefer‘ que transportan cargas sensibles a temperatura controlada, garantizando la conservación de todas las propiedades de los alimentos hasta su entrega.

Unos 10 años atrás, en la mayoría de las ciudades no podían encontrarse determinados productos, como los arándanos, fuera de los meses de verano. Sin embargo, a día de hoy, unos 8,8 millones de TEUs de carga refrigerada se exportan cada año a todo el mundo, correspondiendo una gran parte de las exportaciones a Latinoamérica.

Entre los principales productos enviados, se encuentran la carne, las frutas y el pescado, que llegan principalmente a países de Europa, Norteamérica y Asia. Una gran mayoría del transporte a temperatura controlada tiene lugar entre los meses de diciembre y abril, en los que se cosechan gran parte de las frutas y verduras del hemisferio sur.

Estos envíos garantizan que los consumidores del hemisferio norte tengan acceso a productos frescos durante el invierno. De hecho, la demanda de mercancía refrigerada está creciendo a un ritmo constante, con el consecuente crecimiento de mercados emergentes, como Colombia o Perú.

No obstante, los productos alimenticios no son los únicos responsables de este aumento. La industria farmacéutica también ha experimentado un fuerte ascenso en los últimos años y cada vez está enviando más artículos por mar en lugar de utilizar el avión, que es tradicionalmente el modo preferido para estos envíos.

Proyectos de Hapag-Lloyd para el transporte ‘reefer

Es por ello que Hapag-Lloyd tiene previsto centrarse en los próximos años en segmentos vinculados al transporte ‘reefer’ de medicamentos y plasma, entre otros productos. La naviera lleva tiempo invirtiendo en nuevos equipos y recientemente ha realizado un pedido de 11.100 contenedores refrigerados, lo que hace un total de 30.550 adquiridos desde 2015.

Las nuevas unidades serán incorporadas gradualmente a la flota de cara a la temporada alta. El operador alemán, consciente del papel que juegan los avances tecnológicos en el envío de estas mercancías, ofrece ya nuevas opciones que incorporan la tecnología de Atmósfera Controlada, como ExtraFresh o Extrafresh Plus, para ralentizar el proceso de maduración de los productos y evitar su descomposición.