El tráfico global de carga siguió creciendo de forma moderada en  julio, según los datos publicados este lunes dos de septiembre la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (Iata).  El incremento del 1,2% de las toneladas-kilómetros de carga transportadas (FTK) superó ligeramente  el 0,9% de junio. Por su parte, el crecimiento en Europa y Oriente Medio compensó la debilidad en Asia. El  resultado de julio coloca al sector de carga aérea en su nivel más alto desde mediados de 2011.

Según los datos de Iata, la capacidad creció un 3,4% respecto a julio de 2012, provocando una caída del factor de ocupación hasta el 43,3%. Sin embargo, los factores de ocupación se han ido estabilizando desde comienzos de 2013.

«Los datos son alentadores, especialmente en Europa. Sin embargo, aún es pronto para afirmar que el sector del transporte aéreo esté saliendo del bache de  los últimos 18 meses.  La debilidad de los mercados de carga de Asia-Pacífico y la situación política en algunas regiones de Oriente Medio  nos obligan a actuar con cautela«, advierte Tony Tyler, director general de la IATA.

Europa, remonta la carga aérea 

El comportamiento de las aerolíneas de Europa, Oriente Medio y Latinoamérica ha sido determinante en la mejora de los resultados respecto al año anterior.

En concreto, las aerolíneas europeas experimentaron un aumento del 1,5% en toneladas-kilómetros de carga transportadas en julio, y un 3,5% en la capacidad. La demanda de carga aérea  subió por segundo mes consecutivo,  “dejando un  optimismo cauteloso”, indica Iata.

Sin embargo, “se sigue cuestionando la capacidad de la zona euro  para sostener el crecimiento”, señala la organización. A pesar de  que los  18 meses  de recesión de la zona euro terminaron en el segundo trimestre, existen grandes diferencias entre los distintos países. Portugal, Alemania y Francia lideran la expansión; e Italia, España y los Países Bajos se contraen. En los primeros ocho meses de 2013, el FTK subió un 0,2% interanual.