La dispersión de normas autonómicas de restricción de la movilidad en este nuevo estado de alarma dificulta la actividad del transporte que debe adaptarse a normas diferentes en función del lugar en que desarrolle sus actividades.

A la vista de esta situación, CETM pide al Gobierno central y a las comunidades Autónomas que «establezcan un documento único para justificar la movilidad de los profesionales de transporte durante los toques de queda o los cierres perimetrales».

Para la confederación empresarial, «los certificados de movilidad que exige cada comunidad autónoma ante las restricciones son diferentes y suponen una carga burocrática inútil para los profesionales del sector».

Esta situación, a juicio de la patronal, obstaculiza la actividad que desarrollan las empresas de transporte, por lo que considera «lo más lógico es que España siga el ejemplo de otros países como Francia o Italia en los que se ha establecido un certificado de movilidad único para todo el territorio», con lo que se evitaría tener que llevar un certificado para cada zona.

De igual modo, la organización empresarial también reclama que «se eviten controles innecesarios a los camiones, puesto que los transportistas están sufriendo largas colas y esperas que perjudican la calidad de sus servicios, demorando innecesariamente las entregas de las mercancías que transportan».

Al mismo tiempo, Fenadismer defiende que la regulación del nuevo estado de alarma exime a las actividades empresariales y profesionales, incluyendo el transporte de cualquier restricción de movimientos, aunque pide al Ejecutivo que «dicte una instrucción similar a la dictada durante el primer estado de alarma para que exima al transporte de tener que llevar ninguna justificación de desplazamiento».