Instalaciones de DB Schenker

El operador está modificando gradualmente su flota de vehículos de reparto.

El transporte aéreo o el marítimo apenas pueden equipararse con el de carretera en términos de proximidad, agilidad y flexibilidad. Además. proporciona una amplia cobertura y una rapidez que solamente puede igualar, esta vez sí, el transporte aéreo.

Conocedores de su valor añadido, las empresas europeas de la industria de la moda y el retail lo escogen cada vez más para la gestión y logística de la cadena de suministro de sus mercancías. Así, según datos de DB Schenker, entre el 30% y el 40% de la mercancía que se transporta a diario en Europa por vía terrestre corresponde al sector retail.

Entre los productos más transportados por carretera a nivel europeo, especialmente en el caso de las importaciones, destacan también los componentes tecnológicos y la maquinaría industrial, además de la moda. A la vista de ello, el operador está enfocando su estrategia hacia la búsqueda de métodos más rápidos, seguros y eficientes, así como al impulso de la multimodalidad.

La mayor desventaja de la carretera frente a otros modos de transporte reside en sus emisiones, por lo que está modificando gradualmente su flota de vehículos de reparto, sustituyendo sus camiones por vehículos eléctricos o propulsados por gas o biogás congelado.

También ha empezado a utilizar bicicletas eléctricas en la última milla en países como Francia o Noruega, y furgonetas eléctricas en capitales como París, Milán u Oslo. Además, ha presentado recientemente en Alemania el primer camión eléctrico autónomo del mundo, el T-Pod, diseñado en colaboración con la ‘start-up’ sueca E/NRIDE, que permite transportar hasta 20 toneladas de producto.

Por el momento, su uso está aprobado en una vía pública de Suecia, y llegará a España próximamente, al igual que una red de estaciones de carga que se construirá para este tipo de vehículos. Precisamente en el país, DB Schenker cuenta ya con 70 terminales, de las 420 que tiene repartidas por el mundo.

El transporte terrestre tiene un peso en su negocio ibérico del 70% y que da respuesta anualmente a un total de 4,5 millones de expediciones en 300 líneas domésticas y 200 internacionales.